Por la defensa de la democracia en Haití

4 febrero 2021

El domingo 7 de febrero de 2021 el mandato del presidente de Haití Jovenel Moïse llega a su término. La Internacional Socialista expresa su rechazo y su profunda preocupación por la decisión del propio presidente de no convocar la elección constitucionalmente prevista, lo que hace imposible que su período finalice regularmente y profundiza el grave deterioro de la democracia en el país. Con esta conducta, ya suman siete los comicios de autoridades de distinta naturaleza, de presidente, parlamentarios, autoridades territoriales y otras, que no han sido convocadas ni tenido lugar.  

El trabajo de la IS con Haití es permanente y de larga data. En cada una de las reuniones de sus últimos presídiums, la organización ha escuchado de su vicepresidente Victor Benoit, líder de su partido miembro Asamblea socialdemócrata para el progreso de Haití (RSD), intervenciones sobre la gravedad de la situación local, y recibido informes en el mismo sentido de Edmonde Supplice Beauzile, líder de su también partido miembro Fusión de los Socialdemócratas Haitianos. Hace menos de dos meses, en su reunión de diciembre de 2020, el Comité para América Latina y el Caribe de la Internacional denunció la deriva autoritaria del presidente haitiano, quien ha venido gobernando por decreto y concentrado ilegítimamente en su mano distintos poderes públicos. En la oportunidad, el Comité saludó los esfuerzos de la oposición democrática haitiana por exigir la realización de elecciones libres de acuerdo con la constitución. El mismo Comité, en su reunión en Jamaica en diciembre de 2019, condenó los ataques a los derechos humanos en Haití, el uso excesivo de la fuerza en la represión de las manifestaciones, los asesinatos y otros crímenes cometidos por los agentes del Estado, por sus milicias y por bandas criminales que actúan con la connivencia de la autoridad, exigiendo investigaciones y que la justicia estableciera los hechos y las responsabilidades.

Más todavía, en el mismo año 2019, el Secretario General de la IS viajó a Puerto Príncipe a encontrarse con los dos partidos miembros de la organización y con el acuerdo de ellos se reunió con el presidente de la República, proponiendo ya entonces iniciar un diálogo político nacional que incluyera al gobierno y a las fuerzas de oposición para lograr la normalización de la situación en el país.

Desatendiendo las alertas de los actores políticos haitianos y las propuestas de diálogo por parte de la IS y de otros miembros de la Comunidad Internacional, el pasado 18 de septiembre y al margen de todo precepto constitucional, Jovenel Moïse creó por decreto un Consejo Electoral Provisional, el que le extendió de facto su mandato hasta el 7 de febrero de 2022. La Internacional rechaza la interpretación presidencial de la existencia de un “vacío institucional” y su ilegítima consecuencia de buscar llenarlo irregularmente mediante la creación de nuevos órganos y autoridades.

Vemos hoy en Haití como el crimen y la impunidad, las violaciones de derechos humanos, la corrupción del aparato público y la persecución política de la protesta social, son realidades que cotidianamente agravan la crisis económica, social y política que golpea al país.

Ante el gran desafío que enfrenta la democracia y el orden constitucional de la nación, la Internacional Socialista reitera la necesidad de un diálogo nacional que incluya a todas las fuerzas políticas y sociales, para lograr que Haití salga de la recurrente espiral de crisis. Es fundamental que se convoquen a la mayor brevedad elecciones libres y transparentes, de las que puedan surgir nuevas autoridades con plena legitimidad. La Internacional Socialista renueva su compromiso con sus partidos miembros y con las fuerzas democráticas haitianas en la consecución de este objetivo.

You are currently offline. Some pages or content may fail to load.